14 de oct. de 2011

La opinión antes que la información. Así funcionan nuestros medios de (in)comunicación.

El otro día @blackgatonegro me preguntaba en Twitter sobre mi opinión del caso de los dos hermanos que habían desaparecido, José (de 2 añitos) y Ruth (de 6). Mi respuesta, en relación al trato que le están dando los medios de comunicación, fue: Es asqueroso. Mientras desayunaba he puesto la tele y me ha salido la Griso criticando. He cambiado a El Príncipe de Bel Air. Pero sé que mi respuesta fue poco argumentada. Así que desde aquí te pido disculpas querido amigo y te argumentaré como es debido mi opinión tan crítica hacia Antena 3 y su programa Espejo Público en particular.


El sábado 8 de Octubre desaparecieron sobre las 16.30h estos dos niños, según la declaración del padre, cuando jugaban en el parque Cruz Conde de Córdoba. Éste denuncia la pérdida aproximadamente dos horas después a la Policía Nacional y, posteriormente, llama a su aún esposa (porque están en trámites de separación) para comunicarle lo ocurrido y, textualmente, le dice: lo siento, me ha tocado a mi perderlos.
Hacia las tres de la madrugada del domingo, la madre denuncia al padre por malos tratos psicológicos. Concretamente por "vejaciones y presiones". Según La Vanguardia: la denúncia se debía a asuntos "estrictamente matrimoniales", sin que en ningún momento se hiciera alusión en ella a los menores[...] Ambos progenitores habían "acordado verbalmente" que el padre recogiese a sus dos hijos los fines de semana y que "ésta había sido la segunda ocasión que viene a Córdoba".


Y hasta aquí el relato de los hechos por la "prensa seria". A todo ésto, ¿cómo enfoca la notícia Antena3?
Aquí lo podéis ver.
Ya empieza la narradora atacando al padre de los niños alegando que está en paro y la madre con empleo fijo, así pues la custodia de los niños iba a estar en manos de ella. También le acusa de mostrarse frío y serio mientras colabora con la policía para esclarecer al máximo los hechos. A mi esto me ha parecido muy gracioso porque vamos, lo extraño no es que se muestre frío y serio, lo extraño sería que estubiera bailando sevillanas en medio del parque mientras la policía investiga el suceso. Desde luego, cada uno tiene una manera distinta de afrontar los problemas y nadie puede acusarlo de haber cometido un homicidio (cuando menos) por el hecho de mostrar una actitud diferente de la que otro pueda considerar adecuada. No hay una manera de actuar concreta para todo y menos para situaciones tan extremas.
Al final del vídeo, la narradora dice que Ruth (la madre) no le cogió el teléfono a su marido. Al parecer porque él la acosaba con frecuencia. Así la mujer se enteró de lo ocurrido cuando la telefonearon de la comisaría de Huelva. Vale, esto también es muy bueno. Ya me dirás cómo pudo decirle el marido a su mujer esa bonita frase de "lo siento, me ha tocado a mi perderlos".

En este otro vídeo vuelven a nombrar al padre como principal sospechoso y muy probable culpable de la desaparición de los niños. Dice que la policía ha vuelto a tomar declaraciones al entorno y que reconstruye los pasos de José Bretón (el padre). Es evidente que lo primero que debe hacer la policía ante la desaparición de alguien es reconstruir su entorno más cercano y, el de estos niños es, sin duda, su familia. En este caso se le dará más importancia al padre, no porque creamos que debe ser nuestro principal sospechoso, sino porque es la última persona que estuvo con los desaparecidos y quien más pistas puede aportar a la investigación. Igual que cuando perdemos unas llaves, buscamos en el último sitio en el que hemos estado y si hace falta deshacemos el camino mirando al suelo por si se han perdido por la calle. ¿O es que empezaríais a buscar por casa de un tío al que hace medio lustro que no veis? Pues eso.
Luego dice que la madre de los niños "había accedido a que pasaran el fin de semana con su padre" como si solo hubiera sido ese único fin de semana cuando las dos partes (madre y padre) habían llegado a un acuerdo verbal, en el que los niños quedaban a cargo del padre los fines de semana, hasta que se dictara sentencia acerca de la custodia de los niños en la disolución del matrimonio.

Pero los de Antena 3 siguen a su rollo. En una entrevista a una familiar por parte de madre, después de haber dado las condolencias oportunas (o no) finalizan con una pregunta que, por suerte, muy bien salva la entrevistada. Y es que, los de Espejo Público (a partir del minuto 3:15) se mueren por saber si el padre, que no está detenido y circula libremente por donde le viene en gana, se ha puesto en contacto con la madre para explicarle cómo marcha la investigación. Pues a ver, si la pareja se lleva mal y encima al padre lo tachan de culpable, porque además él fue el último que estuvo con los niños, poco en contacto me podría yo con la familia materna que seguramente no quieren saber nada de mi. A parte, que eso es indiferente, porque tampoco va a ayudarnos a determinar su culpabilidad. Ah! Y ¿qué problema hay en que circule libremente como cualquier ciudadano? ¿Ya han decidido ustedes que él es el culpable? ¿Dónde reside el derecho a la presunción de inocencia? ¿Todo el mundo es inocente hasta que Alfonso Egea diga lo contrario?
Que esa es otra. El señor Egea es licenciado en PERIODISMO y no en Criminología. De hecho, no he leído en ningún sitio que tenga estudios en dicha materia. Señor Egea, yo no tengo estudios de medicina y no voy por ahí corrigiendo a los doctores. Usted tampoco debería especular sobre una investigación ni tachar de culpable al primero que se le pase por la cabeza. Pero bueno, luego volveremos a él y escucharemos atentamente lo que nos dice en su vídeo.

Después de haber denunciado los hechos a la policía, ésta empieza una investigación registrando la vivienda del padre, del tío y de la abuela paterna y tomando declaración al primero y a otros familiares. O sea, como es lógico, la inician en el entorno más cercano de los niños y allí donde se les vio por última vez.

Cuando la policía registra la finca de los abuelos paternos, que es donde estuvieron los niños antes de desaparecer, encuentran una hoguera recién extinguida con restos óseos, llevan éstos al laboratorio y allí determinan que no eran humanos, sino que eran de perro. Igualmente, vuelven a rastrear la vivienda en busca de nuevas pistas. Primero, por si se han dejado algo en el tintero y segundo, porque la televisión está dando tanto bombo con el caso y especulando acerca de él constantemente que si luego cometen el más mínimo error la que se puede liar será gorda.

Pero mientras en el laboratorio determinaban si los huesos hallados en la finca eran humanos o no, los agentes decidieron también rastrear el Guadalquivir ya que era un río cercano al lugar de los hechos y donde fácilmente se podían deshacer de los cadáveres. Y en ello trabajan un Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) y Unidades Caninas. Y esta investigación no se hubiera llevado a cabo tan exhaustivamente si no hubiera sido por los medios de comunicación (que en eso sí que saben hacer un buen trabajo).

Mientras se llevan a cabo todos estos registros y se toma declaración a las personas del entorno más cercano a los niños, la policía interroga a varias personas que estuvieron en el parque Cruz Conde y éstas aseguran no haber visto al progenitor cuando, la versión del padre es que llegó al parque a las 17.45h aproximadamente y poco después perdió a los niños en un despiste. Esto, si más no, es chocante, pero sigue siendo un indicio de poco peso para incriminar a alguien.
Después de todo el dinero invertido en rastrear el Guadalquivir, ayer la policía suspendía temporalmente la búsqueda sin ningún resultado y también abandonan la casa de los abuelos paternos que hasta entonces custodiaban algunos agentes.


Como veis, poco peso tienen las pistas que han mostrado la policía a los medios de comunicación y como éstos no tienen a qué acogerse para señalar al padre como culpable pues han decidido contactar con la familia de la madre (aunque si puede ser la madre misma mejor) y preguntar capciosa y sugestivamente acerca del padre buscando el sensacionalismo y la venta fácil de noticias.
Aquí van unas cuantas perlas:

  • En este vídeo entrevistan a Ana, la tía materna de los niños desaparecidos, y la misma entrevistadora afirma todo lo que Ana debería refutar sin darle mucha opción a ello, no vaya a ser que se nos desmonte la historia. La entrevistadora dice que los padres están en proceso de separación (hasta aquí bien) y que la madre denunció al padre por malos tratos psicológicos. Vale, no ha mentido pero tampoco ha dicho toda la verdad, porque lo que no dice es que esta denuncia se interpuso después de que supiera que sus niños habían desaparecido.
    Luego en el mismo vídeo comentan lo extraño que es que dos horas después de que los niños desaparecieran el padre hubiera llamado a la policía en vez de haberlo hecho inmediatamente. Señores, ustedes no tienen hijos, o sino, son de los que tocan las narices diariamente a la policía con sus tonterías porque ¿quién no se ha despistado alguna vez en el Súper o en un Centro Comercial y ha perdido a sus hijos de vista? ¡Ja! ¡Igual llamas a la policía sin haberlos buscado tú antes!
  • Mi favorito, Alfonso Egea analizando el caso. En el vídeo nos habla del trabajo que está realizando la brigada de homicidios y comenta que "encuentran restos MUY SOSPECHOSOS en una hoguera recientemente apagada en la finca del abuelo paterno de los niños" que ya sabemos que son huesos de perro. Bueno, ésto aún tiene un pase porque el hombre empezó a especular antes de saber si eran huesos humanos y después de que el laboratorio determinara que no, tuvo que dejar esta pista como nula. Lo siento Egea.
    Continua diciendo que "han detectado, el grupo de subsuelo de la Policía Nacional, bastante terreno removido". ¿Dónde? ¿En la finca de los abuelos? ¿Y qué? ¿Y si tienen un terrenito para plantar sus tomates?
    Acaba señalando que el relato del padre no se ha podido ratificar y que está lleno de algunas contradicciones, "incluso alguna mentira". ¡Vaya! Todo eso determinado por... ¿quien? ¿Ha determinado la policía que son contradicciones o lo has decidido tú? No creo que dispongas de tantos datos para jugar al Cluedo. Mejor deja que la policía haga su trabajo que para eso han recibido años de formación.
  • Como los periodistas no tienen información (porque la Policía ya se ha encargado de informar debidamente a la familia para que ésto fuera así y la investigación se pudiera llevar a cabo con el menor número de errores posibles) se dedican a dar su opinión como si todos debiéramos creer que es completamente cierta, la verdadera. Como la pequeña entrevista que les hacen a los tíos de los menores donde uno de los periodistas centra sus preguntas en el padre cuestionando la veracidad de su declaración y presiona al entrevistado a contestar sus preguntas capciosas. Me he molestado en recoger alguna de las frases de esos periodistas como: "Eso es lo que dice su padre", "Como si no le dieras mucha credibilidad" (refiriéndose a la respuesta que da el entrevistado cuando le preguntan por la declaración del padre), "¿Creéis que está diciendo toda la verdad?". Luego explican que se celebró el cumpleaños de la niña la semana pasada y que el padre estuvuo allí, a lo que el periodista añade "como si no hubiera pasado nada". Bueno, ¡es que no había pasado nada!
  • También entrevistan a Esther, la portavoz de la familia materna y, de nuevo, toda la información que pueda tener la entrevista la dan los periodistas porque la mujer se limita a explicarnos lo que ya sabemos, que han desaparecido los niños y que ésas son sus fotos. Pero a Susana Griso también le va el morbo y entre pregunta y pregunta suelta alguna como "se pierden los niños y la familia debe estar unida para buscarlos, pero ni siquiera el padre ha tenido el gesto de prestar ayuda [...] Ante una situación tan extrema como esta lo que hay que (hacer es) añadir fuerzas". De nuevo, Griso, habla por ti. Eso es lo que harías tú pero no puedes hablar por todos porque cada uno tiene una manera de afrontar las situaciones extremas. Y bueno, que yo no sé si el padre podría unir fuerzas con la madre si realmente se llevan tan mal y después de la publicidad que le estáis haciendo.
A pesar de todo esto, la familia (tanto materna como paterna) de los niños están haciendo un magnífico trabajo dando la mínima información a los medios de comunicación para no entorpecer la investigación de los agentes. Están demostrando que, ante todo, debe prevalecer la seguridad de los pequeños y encontrarlos lo antes posible. Por eso, quisiera resaltar también la actitud del Subdelegado del Gobierno de Córdoba, Jesús María Ruíz que "ha eludido dar información a los periodistas sobre el asunto "por respeto a la investigación" y ha apelado a la "responsabilidad" de los medios para evitar "elucubraciones" sobre el caso" y la actitud del delegado del Gobierno de Andalucía, Luís García Garrido que "ha pedido "discreción" para facilitar la resolución del caso y "que se deje hacer el trabajo" pues se están vertiendo "ciertos comentarios inoportunos", más aún teniendo en cuenta sus efectos sobre la familia".


_________________________

Links de documentación empleada: http://piratenpad.de/ep/pad/view/ggIUZFgQL7/lPSkxomxn1

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deja aquí tu huella.